Sistema antisarro residencial OneFlow

Nuevo sistema, amigable con el medio ambiente, que soluciona el problema de sarro e incrustaciones en las instalaciones hidráulicas, de mínimo mantenimiento.
OneFlow impide la formación de sarro y las incrustaciones mediante la transformación de los minerales duros al disolverlos en partículas cristalinas microscópicas inactivas e inofensivas. Estas partículas se abren camino a través de los sistemas de plomería sin adherirse a las tuberías, accesorios, válvulas o elementos de calefacción.
Mejora la eficacia de los artefactos que utilizan agua.
 Prevención de sarro sin sustancias químicas. Permite ahorrar costos y beneficiar al medio ambiente.
 Combate el problema de la acumulación interna de sarro en las cañerías, calentadores de agua, artefactos y vidrios.
El agua tratada con OneFlow® no contiene sodio agregado, es segura para beber y puede usarse en preparaciones de comidas y bebidas.
Fabricante: WATTS
Descripción

El sistema antisarro OneFlow brinda protección ante la formación de sarro en el interior de tuberías. El sistema OneFlow puede instalarse en el punto de entrada de un edificio para el tratamiento del agua fría y caliente, o puede colocarse directamente antes de un calentador de agua, una caldera u otro dispositivo que utilice agua que requiera protección contra las aguas duras. 

OneFlow previene la formación de sarro al transformar minerales duros disueltos en partículas microscópicas de cristal inofensivas e inactivas, a medida que el agua viaja a través del medio. Estos microcristales precipitados se mantienen suspendidos en el agua y pasan al drenaje, por lo tanto, tienen una capacidad notablemente reducida de reaccionar de forma negativa como lo hacen las durezas disueltas. El sistema requiere muy poco mantenimiento y no requiere lavado contracorriente, sales ni electricidad. Los problemas comunes de durezas, en especial la acumulación de sarro en tuberías, calentadores de agua, calderas y accesorios ya no son una preocupación.

OneFlow no es un ablandador de agua o un agregado químico (como los inhibidores de sarro). Es un dispositivo de prevención de sarro que cuenta con datos comprobados de pruebas de laboratorios independientes y años de instalaciones residenciales y comerciales exitosas. OneFlow es el único dispositivo de tratamiento de aguas que proporciona, de forma eficaz, protección contra el sarro y es una muy buena alternativa a los ablandadores de agua (intercambio de iones) o a las sustancias químicas que secuestran sarro.

EL PROBLEMA DEL SARRO  Y LAS INCRUSTACIONES

A través de su sistema de plomería, el sarro y las incrustaciones se acumulan con el tiempo en las tuberías, válvulas, accesorios y elementos de calefacción que causan una multitud de problemas. Depósitos de sarro son casi insolubles, haciendo el sarro extremadamente difícil de quitar. Y una vez formado conduce a reparaciones muy costosas.

En las fotos: 1) Esta válvula de alivio de temperatura y presión se ha obstruido con la acumulación de incrustaciones duras, lo que puede conducir a condiciones potencialmente peligrosas. 2) Grandes depósitos de escamas duras bloquean el flujo de agua de este sistema de fontanería del hotel. 3) Formación de escamas duras en el exterior de la tubería de cobre en el sistema de plomería.

CARACTERÍSTICAS

  • Sin sal o productos químicos necesarios
  • Económico y eficiente
  • Diseño de flujo ascendente de mejores tasas de flujo
  • No retrolavado y vertido cero
  • Prácticamente sin mantenimiento
  • El rendimiento de control de sarro consistente
  • Amplia gama de aplicaciones comerciales
  • Utiliza tecnología amigable con el medio ambiente
  • Medios de larga duración no necesita la regeneración

LA SOLUCIÓN INTELIGENTE  AL SARRO Y LAS INCRUSTACIONES

OneFlow, amigable con el medio ambiente, es una tecnología del tratamiento de agua para controlar eficazmente el sarro. Los modelos OneFlow están disponibles en cartuchos y  estilo tanque para aplicaciones comerciales tanto las líneas de agua fría como caliente. Los sistemas están disponibles en muchos tamaños de conexión para cumplir con caudales desde 0,5 hasta 450 gpm (1,9 a 1.703 lpm) o más.

VIDEO